Soriano lleno de emociones en encuentros con maravillas de la historia



El 9 de agosto se realizó un Fam Press al Departamento de Soriano, más precisamente a la ciudad de Mercedes su capital, Palmar, Dolores y Villa Soriano, integrado por un grupo de periodistas especializados en Turismo miembros de CIPETUR (Círculo de Periodistas de Turismo del Uruguay).
Concurrieron el Presidente Sergio Camporeale, la secretaria María Shaw. Jacobo Malowany, Edgardo Martinez, Mariana Peralta, Julio Sosa, Grisel Figueroa, Graciela Cabrera, Jeanette Baccino y Martín Bruno.
Quienes además fueron invitados por la Dirección de turismo de la Intendencia de Soriano para una jornada de Capacitación, la cual estuvo a cargo de Mariana Peralta quien disertó sobre la Importancia del Periodismo de Turismo; Jacobo Malowany sobre "Emotiv Marketing" herramientas para atraer Turismo y posicionar un destino en el mapa de las preferencias y Edgardo Martínez sobre Marketing de localidades.
Se llegó a Mercedes cerca de las 17hs. recibidos por la Guía de Turismo Blanca Rodriguez y un miembro locatario del CIPETUR Martín Bruno.
Realizamos un City Tur, donde la Guía describió los lugares más importantes que ibamos pasando y narrando un poco la historia de Mercedes mencionando que allí nació la Patria pues sucedieron los principales hechos históricos como por ejemplo el del 28 de febrero de 1811: el famoso Grito de Asencio cuando se dio inicio a la Revolución Oriental, con la primera división territorial del país, donde se destacó la labor del Gral. Artigas quien estableció en la ciudad de Mercedes su cuartel general, en el actual colegio Ntra. Sra. del Huerto, en la actual Plaza Independencia donde emitió la Proclama de Mercedes el 11 de abril del mismo año.
Otro hecho histórico importante fue el 19 de abril de 1825 Desembarco de los 33, el abrazo del Monzón entre Lavalleja y Rivera, el paso de Artigas en el éxodo del pueblo oriental en el paso del Yapeyú por el Río Negro, la proclama de Mercedes el 11 de abril de 1811. Explicó además que el logo de Soriano es una semilla de ahí lo de departamento fértil pues es un departamento totalmente agropecuario, más que nada ahora la producción se basa en la soja.
Durante el recorrido observamos que la fachada de las casas son de inmigrantes sobre todo europeos, italianos y españoles, tomamos por la calle 28 de febrero que se llama así desde el festejo del Bicentenario en el 2011, por el Teatro Municipal el cual tiene una refacción bastante importante donde se encuentra también una placa recordatoria de reconocimiento que allí cantó Carlos Gardel en 1933.
Tomamos por la plaza Rivera hasta llegar al cementerio, su riqueza arquitectónica siempre es elogiada, contando con una base escultórica de renombre mundial integrada por 14 obras de Del Vecchio realizadas en mármol de Carrara. Sus esculturas mazónicas, alquimistas y esótericas y sus Capillas Funerarias demuestran la fé Católica y en algunas el sufrimiento humano.
Continuamos nuestro recorrido y nos detuvimos en el Puente Caviglia, sobre el arroyo Dacá, allí se encuentra la Calera real, considerada la primera industria del Uruguay. Estas ruinas datan de 1722 y constituyeron una explotación basada en la extracción de piedra caliza, muy abundante en la zona, para su posterior incineración en alguno de sus cuatro hornos aun existentes. La cal producida tenia como principal destino la ciudad de Buenos Aires.
El conjunto arqueológico se encuentra sobre una pequeña lomada, desde la cual se aprecian hermosos paisajes del arroyo y su monte ribereño.
Luego, llegamos sobre la hora de cierre del Castillo Mauá, y gracias a la gentileza de sus funcionarios pudimos acceder a él. Considerado una de las mayores atracciones de la ciudad de Mercedes, el Castillo Mauá es uno de los principales vestigios que quedó de la impetuosa actividad empresarial del Barón y Vizconde de Mauá en el Uruguay.
En sus instalaciones funcionan, la escuela Rural N\'ba 77, Bodega Municipal, Zoólogico y Museo Paleontológico Alejandro Berro y un hermoso parque.
Éste espacio consta de dos plantas, siendo ocupada la baja por el Museo Paleontológico Alejandro Berro; mientras que en la planta alta, accediendo a ella por una hermosa escalera en herradura decorada con azulejos portugueses y artísticas rejas de hierro forjado, e ingresando a un largo corredor que da ingreso a las que fueran habitaciones principales de los residentes, pudimos visitar la galería que las ocupa: La Posada del Arte, donde se encontraba Julio Fajardo quien tuvo la amabilidad de enseñarnos sus obras y la de sus alumnos.
En lo que se refiere a la colección paleontológica que fuera reunida por Alejandro Berro, y albergada hoy allí, es de las mas importantes del Uruguay; se destaca una de sus piezas más singulares: un huevo de dinosaurio. Perteneciente probablemente al género de los Titanosaurios, se le estima una antigüedad de entre 65 y 83 millones de años, lapso de tiempo correspondiente al Cretácico Superior, que fue el período en que estos dinosaurios vivieron.
Con gran emoción pudimos observar también la caparazón de un gliptodonte cuyo estado de preservación nos sorprendió. Según los expertos es el más completo (un 98%) que se ha encontrado en el país y en la región ocurre muy pocas veces: fue encontrado por un niño y en el momento exacto.
Por lo general, se llega tarde. La pieza queda al descubierto y en el contacto con el aire y la lluvia, comienza a desarmarse.
El paseo por allí fue como realizar un viaje por la Prehistoria, realmente fascinante.
Al avanzar por sus corredores hasta el final, en ambos extremos, pudimos hallar sendas terrazas desde las cuales obtuvimos hermosas vistas de los alrededores, especialmente de la ubicada al N, o Terraza de Verano, la cual domina el majestuoso paisaje que nos brinda el río Negro.
El Castillo Mauá, en su conjunto, es un sobrio edificio, tal vez demasiado sencillo para el titulo que ostentara su propietario, pero precisamente eso, y el espíritu de trabajo, fue lo que distinguió siempre al Barón de Mauá, tal cual reza su escudo: Labor improbus omnía vincit. Un lugar muy recomendable para visitar, fue una sensación que nos llevó a tener por un instante un contacto con el pasado.

Continuamos nuestro recorrido hasta llegar a la altura de las calles Rivera De Castro y Careaga y a lo largo de media cuadara se encontraban una serie de sorprendentes y extrañas fachadas, realizadas por Francisco Matosas entre 1934 y 1936, quien era un constructor Catalán tal vez vinculado al anarquismo por lo cual debió emigrar a América con la probabilidad de haber llegado a Mercedes por el 1916. Comenzó ganándose la vida vendiendo a domicilio pan y galletas hasta llegar a adquirir numerosas propiedades y se dedicó a adornar sus fachadas creando un estilo arquitectónico propio sin formación académica alguna.
Todo su estilo, así como las herramientas de escultor que empleó, recuerdan fuertemente el modernismo catalán de Gaudí: barandas de troncos, serpientes enroscadas, figuraciones vegetales, bustos, mascarones, bajorrelieves y motivos esotéricos. Lamentablemente, de la veintena de casas que creó solo quedan unas pocas, y murió repentinamente en 1947 sin haber revelado sus secretos.
Para sus contemporáneos y vecinos, Matosas solo era "un panadero al que le daba por hacer casas raras". Singulares edificaciones que nos brindaron un placer a la vista indudablemente.
De allí nos dirigimos a la Catedral de Nuestra Señora de las Mercedes, monumento histórico Nacional, está ubicada frente a la plaza principal, donde fuimos recibidos por el Padre Antonio Roselli quien gentilmente nos invitó a entrar luego de una afectuosa bienvenida. Comenzó su historia comentándonos que la antigua Capilla Nueva, que había sido inaugurada en 1790 por Manuel Antonio de Castro y Careaga, no soportó el paso del tiempo entonces se procedió a la construcción del nuevo templo. En 1860 se colocó su piedra fundamental; en 1867 según diseño del Arquitecto Antonio Petrocchi se instalaron las dos campanas de 250 kg. cada una, y a comienzo del siglo XX se erigieron las dos torres que luce actualmente. Su fachada de orden corintio da un aspecto señorial al centro tradicional de Mercedes.
De allí nos trasladamos al Hotel Colón para un breve descanso y luego nos dirigimos al Centro Comercial e Industrial a un encuentro con empresas prestadoras de servicios turísticos. Luego de una cordial bienvenida por parte del Director de Turismo José Luis Perazza y el Presidente del Centro Comercial Mario Ecchenique, nuestro presidente Sergio Camporeale expresó con gran optimismo que los resultados de esta Jornada de Capacitación serían fructíferos y nuestra secretaria María Shaw hizo entrega del libro Uruguay Visión al Presidente Mario Ecchenique como comienzo de este amigable encuentro.
Se nos agazajó con una cena degustando una sabrosa carne y el vino Mauá elaborado por la bodega propiedad de la Intendencia. Así fue avanzando una noche de camaradería entre risas y aplausos para el asador, esperando ansiosos la jornada venidera de Capacitación.



El sábado a eso de las 7.30 saboreamos un exquisito desayuno en el Hotel Colón y de allí nos dirigimos caminando hacia el Salón de Actos de la Intendencia a la Jornada de Capacitación organizada por la Dirección de Turismo de Soriano y el Cipetur. Al ingreso en el primer piso se encuentra expuesto el Antropolito de Mercedes, esta pieza es la única figura humana en piedra esculpida por aborígenes, la cual fue descubierta en la década de 1890 en Bequeló, en una piedra volcánica, pesa casi 6 kilos y medio y mide 48 x 13cm.cuyo origen aún no es claro.
Ya en el Salón de actos se pudo ver el gran poder de convocatoria, concurrieron alrededor de 50 personas entre empresarios, funcionarios oficiales, guías, operadores, y el propio Intendente Guillermo Besozzi.
Jose Luis Perazza emitió palabras de bienvenida: "Periodistas de turismo de Uruguay de CIPETUR y su directiva, sus integrantes, a quienes van a disertar hoy, pero también darles la bienvenida al departamento de Soriano, las más diversas actividades, periodistas, pequeños y grandes empresarios, gente con ideas, estudiantes, Ediles, Directores de UTU, profesionales que están vinculados directamente al turismo, y esto nos llena de emoción y de orgullo porque, un sábado con el frío que hace en esta ciudad y encontramos con esta sala rebosante, de gente que se levantó muy temprano para venir de Soriano, de Dolores, de Cardona de todos los puntos y todos los diversos medios, gráficos, televisión, radio, Internet, estudiantes, quiere decir que el turismo convoca".
La Maestra de ceremonia fue nuestra Secretaria María Shaw, la apertura estuvo a cargo de Mariana Peralta quien tuvo un excelente comienzo como capacitadora. Habló sobre la importancia del periodismo en el Turismo. Luego le tocó el turno a Jacobo Mallowany nuestro excelente expositor, disertar sobre "Emotiv Marketing". herramientas para atraer turismo y posicionar un destino en el mapa de las preferencias, quien brindó una brillante conferencia con sugerencias y ejemplos de su gran experiencia personal, que se reflejó con la interacción de los presentes y un gran aplauso final.
En último lugar disertó Edgardo Martínez sobre Marketing de localidades, un enfoque práctico, volcando allí todos sus conocimientos y su experiencia personal de haber viajado por 46 países con ejemplos visuales y amenas historias vividas proyectándolas a favor del Turismo.
El intendente Guillermo Besozzi además de oír toda la capacitación interactuó con los expositores realizando consultas, dando una imagen de interés y de estar abierto a sugerencias para seguir avanzando en el sector Turístico.
Además de los expositores, del CIPETUR estaban presentes: Sergio Camporeale (Presidente), María Shaw (Secretaria), Grisel Figueroa, Graciela Cabrera, Jeanette Baccino y Julio Sosa y el socio locatario Martín Bruno.
Al final se entregaron certificados de Asistencia y la capacitación se brindo sin costo. Debemos destacar también el sacrificio de nuestros expositores por estar allí, debiendo partir urgente algunos para otra ciudad o el haber llegado sólo a la Capacitación para volver con sus actividades.
Chapeau! Para toda la Dirección de Turismo de Soriano, a Jose Luis Perazza su Director, a Elena Laguzzi asesora profesional en Secretaría de Turismo y a todos sus funcionarios por la organización.


De allí nos trasladamos con Mónica Silva Guía turística, a un paseo en Catamarán el "Soriano 1", en el cual almorzamos y durante su recorrido por el río Negro, llamado Hum por los indígenas Chanaes y Guenoas la guía nos fue describiendo las numerosas islas que integran el llamado "Bosque Nacional del Río Negro", las cuales cuentan con añejas plantaciones forestales que conviven con ejemplares de flora autóctona y encierran un patrimonio arqueológico único ya que eran lugar preferido por los indígenas para sus temporales emplazamientos. También se pudo apreciar una de las zonas verdes, el Parque Carrasquito, las torres miradores del Castillo Mauá, la Planta de Conaprole que hace la elaboración de leche en polvo solo para exportación, no es para consumo interno. Observamos también el edificio de la ex fábrica ILSA que cerró sus puertas en el año 1980, allí se elaboraba el azúcar a través de la remolacha azucarera
Estos son viajes organizados por operadores o por la propia Intendencia.
Disfrutamos de un paseo encantador de aproximadamente 1 hora a bordo del Catamarán, en una tarde fría pero soleada al fin. Hicimos despúes un paseo por la rambla majestuosa a orillas del Río Negro, cuyo origen data de 1912. Con sus variadas especies en árboles, con sus lucidas esculturas en mármoles, bronce, granito, azulejos y mayólicas; estatuas, bustos, plazas y plazoletas, el Rosedal, la Plaza del Encuentro, la plazoleta "Del Burro" y sus espacios deportivos dan un merecido título de Museo Abierto
Nos trasladamos después a Palmar, por la ruta 14 y la 55 hasta llegar a la Central Hidroeléctrica Constitución sobre el Río Negro. también conocida como Represa de Palmar, propiedad de la empresa estatal UTE de Uruguay.
Fue puesta en funcionamiento el 27 de agosto de 1982. Se ubica a 72 kilómetros de Mercedes, sobre el denominado Paso del Palmar. Las dimensiones de su presa la convierten en una de las más grandes del país: 37 mts. de altura y 200 mts. de ancho; al igual que de la mayor potencia de las existentes sobre el río Negro: 330 MVA. La obra constituyó uno de los más grandes emprendimientos que se han realizado en el departamento, y la cual trajo grandes cambios para la zona.
Recorrimos la misma guiados por uno de sus funcionarios con más años allí, Omar Giménez, quien amablemente nos enseñó todo el lugar.
Seguimos camino a Palmar, cuyo recorrido fue de una gran belleza y de una excelente información por parte de la guía Mónica Silva, oriunda del lugar.
Pasó a detallarnos sobre el Lago de la Represa el cual se formó a raíz de la construcción de la Central, cuya superficie es de 320 km cuadrados, donde se practica todo tipo de deportes náuticos y es famoso por la gran cantidad de generosos pesqueros que posee. En torno al lago existe un parque forestado con gran variedad de especies autóctonas y foráneas y pequeñas playas de blancas arenas.
Pueblo Palmar convive en simbiosis con la naturaleza, la cual ha dotado a estos parajes de hermosos sitios, donde se podrán disfrutar, mediante una serie de circuitos ecoturísticos, de varios tipos de monte nativos, así como de una singular fauna. Realmente pudimos observar que el Río Negro constituye un paraíso para los amantes de la fotografía, ofrece bellas postales a lo largo de todo su curso, sobre todo al atardecer, cuando se ven los mejores colores. Nos comentó además sobre el Parque Escultórico que anualmente desde el 2005 se realiza en Palmar el encuentro Nacional de Escultores y durante varios días el pueblo se transforma en un gran museo a cielo abierto con piezas realizadas en los más diversos materiales y de cada encuentro van quedando nuevas obras.
Cerca de las 18.30 hs. llegamos al Complejo Turístico Palmar ubicado en la península que existe sobre el lago de propiedad de la Intendencia de Soriano, inaugurado en 1980, el cual ofrece todos los servicios necesarios para los turistas, donde nos alojamos. Un lugar fascinante para los que buscan tranquilidad, seguridad y disfrutar la belleza de la naturaleza en toda su magnitud.
Culminamos el día con una exquisita cena. 


Después de un rico desayuno al día siguiente partimos para un tour por la ciudad de Dolores, allí nos recibió María Luisa, Profesora de Historia quien nos brindo una excelente información acerca de la misma. Conocida como "Ciudad del Trigo" o el "Granero del País" debido a su importancia en el esquema productivo Nacional. Pasamos por el complejo agrícola Barraca Erro Hnos que es uno de los dos mayores exportadores de soja que tiene nuestro país, junto con Cargill, que son los administradores de Molinos Dolores por Sociedad del Camoatí, es un centro que surgió en setiembre de 1932 como una sociedad de masones. Quienes están hoy extinguidos en Dolores, pero la sociedad se mantiene.
Se continuó por el hermoso Río San Salvador, que se está valorizando a consecuencia del turismo náutico y por un proyecto que tiene el club de pesca y náutico San Salvador de Dolores, que se llama Ilusión Azul, y que es botar al río una embarcación para hacer viajes turísticos por el Río San Salvador, pero también poder llegar hasta el balneario la Concordia en el Río Uruguay.
Se dice que en 1815 por acá intentó llegar el Padre Larrañaga cuando visitó Dolores, pero que estaba muy crecido y no pudo llegar, entonces tuvo que llegar por la zona del Paso de la Arena.
Dolores tiene una cosa muy importante que es la fiesta de la Primavera, comenzó en 1960, siendo una chiquillada de los alumnos de secundaria que se juntaban, y con algunas ramas y unas flores, adornaban los carritos de la gente que extrae arena del río y se divertían, después fue creciendo hasta que se logró, que fuera declarada de interés departamental primero y nacional más tarde por el Ministerio de Turismo, o sea que ya es una fecha establecida en el calendario festivo y es el 2do. domingo de octubre.
También está proyectado un anfiteatro para la ciudad por idea del alcalde local y un poco más adelante está proyectado el Museo Nacional de la Agricultura de Dolores.
Observamos también el Molino San Salvador fundado en 1889, el cual es de gran influencia en la zona, porque el molino llevó a la plantación de trigo y éste trajo consigo el establecimiento de colonias agrícolas de piamonteses e italianos.
Se encuentra el monumento a Garibaldi que fue creado en la época en que los masones tenían fuerte influencia en Dolores. Dolores tuvo varias comunidades, entre ellas la comunidad italiana, la valdense, los alemanes y los judíos.
Nos mostró a su vez el Museo Lacan Guazú (Agua Grande, que así llamarían al Río San Salvador), y la Plaza Artigas.
Los pasajeros y la mercadería, entraba y salía a través del puerto, hasta 1940 o 1945 en que el camión desplazó a los barcos y las carreteras desplazaron a los ríos en cuanto a la navegación.
Recorrimos su calle principal Grito de Asensio.
Un poco más de su historia: Dolores surgió en 1801, cuando los habitantes del poblado El Espinillo, decidieron trasladar el poblado y establecerse en la margen izquierda del Río San Salvador, por falta de madera y agua en donde estaban, los habitantes pidieron permiso a la curia de Bs. As. y se vinieron con la Imagen Protectora de la Virgen de los Dolores que es la Patrona del pueblo, de ahí su nombre, aunque en los orígenes se llamó Dolores del San Salvador, haciendo alusión al Río, más tarde es declarada ciudad.
Nos enseñó el club Unión que es el club social más antiguo del país fundado en 1867, hasta el año 1866 solo existía un club social que más que social era deportivo y pertenecía a la comunidad alemana y solo los varones podían ingresar. Llegamos al fin del tour por Dolores y nos despedimos cordialmente de María Luisa y agradecimos su excelente información.
Seguimos nuestro camino hacia Villa Soriano, donde fuimos recibidos por Diego Ruiz, encargado de mostrarnos la primer estación Náutica del país, el Antiguo Hotel Olivera, que data de principios del siglo XIX, siendo el edificio que mejor representa y materializa la condición latente de Villa Soriano como enclave turístico ya que fue creado con el propósito de recibir visitantes en busca de las propiedades milagrosas de las aguas del Río Negro. Es un asombroso edificio declarado Monumento Histórico Nacional mezcla de estilos neoclásicos y colonial. Actualmente funcionan allí las oficinas de Aduanas y Prefectura Naval. Las construcciones anexas incorporan una cafetería, una oficina de turismo, una sala de usos múltiples y servicios higiénicos, una sala polivalente, en la cual se proyecta realizar un Área de Interpretación de las islas y recursos naturales y culturales de la zona.
El edificio anexo consiste en un elemento arquitectónico contemporáneo, dispuesto perpendicularmente al borde costero, con estructura de madera. El mismo funcionará de alojamiento para los funcionarios de Prefectura Nacional Naval y Dirección Nacional de Aduanas, estando previstos también un hangar, oficinas de prefectura y espacios exteriores asociados. Nos dirigimos entonces al muelle el cual es uno de los atractivos más pintorescos de Villa Soriano. Fue uno de los puertos referentes del Uruguay, muy importante para el desarrollo comercial de la zona.
La mejor señal para indicarnos la proximidad de Villa Soriano fue cuando llegamos por la ruta 96, el Timbó árbol de sorprendente tamaño, pues se encuentra emplazado en plena entrada del pueblo, sobre la calle Cabildo. Se encuentra ubicado en el Parque Ciudad de Dolores, denominación que se le dio en gratitud a la ciudad de Dolores por la ayuda que prestara a Santo Domingo Soriano durante la creciente de 1957. Sin lugar a dudas es uno de los sitios en Villa Soriano que no se pueden dejar de ver.
Continuamos nuestro camino hasta llegar a la Capilla de Sto. Domingo de Soriano, allí nos recibió Maritza Vázquez quien nos guió por la misma. Al igual que el pueblo, la capilla de Santo Domingo Soriano sufrió diversos traslados en el tiempo, estableciéndose en el lugar que hoy ocupa durante el siglo XVIII, no siendo mas en ese entonces que un modesto rancho. Su actual estructura, de un sobrio estilo neoclásico, fue obra de Juan José Acosta (quien yace sepultado dentro de la capilla), mandada construir en el año de 1772 por el Presbítero Manuel Antonio de Castro y Careaga, quien fuera considerado también el fundador de la ciudad de Mercedes. Las obras se culminaron en 1797, constituyendo el edificio únicamente la nave central y sacristía. La torre vendría después.
Un significativo episodio de su historia trascurrió el 4 de Abril de 1811, cuando la capilla fue bombardeada desde el río por una flota española en reprimenda por el levantamiento conocido como Grito de Asencio, efectuado el 27 de febrero del mismo año en una zona próxima a Villa Soriano. Ante el tenaz ataque español, la capilla solo tenía a su favor la solidez que le otorgaban sus anchos muros, lo cual le permitió conservar parte de su estructura, y hasta detener algunas balas de cañón, de las cuales se ha podido recuperar una de 14 kilos, que había quedado inserta en el mismo muro. Tras este bélico episodio, la reconstrucción de la capilla tardaría hasta el 1815, año en el cual fue visitada por la insigne figura del párroco Dámaso Antonio Larrañaga, describiendo esa ocasión de la siguiente manera: "Al entrar en este templo me sentí poseído de un respeto y devoción extraordinaria al considerar que éste fue el primer lugar consagrado al Dios verdadero en esta nuestra Provincia Oriental, matriz de toda esta campaña" Mención aparte merecen sus figuras religiosas, encontrándose entre ellas con algunas en el Altar Mayor, avocando al patrono del pueblo, se encuentra la imagen de Santo Domingo de Guzmán, quien fuera creador de la Orden de los Domínicos o Dominicanos, a quien, según la leyenda, revelara la Virgen María el secreto del Rosario. A la derecha del Altar, se puede apreciar una de las figuras más destacadas de la capilla: el Cristo articulado, de talla netamente indígena y pelo natural, este tipo de figuras fueron propagadas luego del Concilio de Trento, dentro de la llamada Contrarreforma. Eran utilizados en los rituales de Descendimiento en los que se recreaban escenas de la Pasión de Cristo. En Villa Soriano, en la tarde de los Viernes Santos, se descuelga el Cristo y se realiza un emotivo Vía Crucis, para luego depositarlo en su lecho de muerte. Flanqueando al cristo articulado se encuentran las imágenes de San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores. Esta ultima, traída desde el Perú, se presume que constituya una talla Inca, mientras que a la izquierda del Altar Mayor se observan las imágenes de Nuestra Señora del Rosario, San Juan Evangelista y San Francisco de Asís, en las cuales se pueden apreciar unos marcados rasgos indígenas, especialmente en las facciones de las esculturas.
Otro de los objetos que llaman en gran manera la atención del público es un cuadro ubicado cerca de la entrada principal del templo, a la izquierda, en el cual se reproduce la imagen de "La Ultima Cena" de Da Vinci.
De allí realizamos una caminata en donde pasamos por La Casa de las Máscaras, ubicada sobre la principal arteria de Villa Soriano, calle Cabildo e Ituzaingó, un verdadero ícono de Villa Soriano. Su creador Juan Alberto Arteaga Ruiz, Don Paco para todos, un albañil que en sus momentos libres se dedicaba a fabricar máscaras las que realizaba con Pórtland y arena, decorándolas con múltiples elementos, como piedras, caracoles, cornamentas de ciervos, y con las curiosas conchillas locales. Luego de moldearlas a mano y lograr la figura deseada, las pintaba aun frescas para así conservar mejor el color, siempre vivos y fuertes, tal cual lo podemos apreciar actualmente. Según comentaba Don Paco, las expresiones se las hacía según su estado de ánimo. Podemos ver alegres, tristes, sorprendidas, y hasta alguna con características alienígenas. Así pudo plasmar sus emociones decorando una de las casas más representativas de Villa Soriano, lugar de atracción ineludible.
Avanzamos una cuadra y tuvimos unos minutos para visitar el Museo Regional Santo Domingo de Soriano, edificio construido en la segunda mitad del 1700, por Juan Bautista de Mendoza, en 1800 lo habita la familia Marfetán y desde 1992, se constituye en Museo, fruto de iniciativa local, con el aporte de valiosos objetos, donados por las familias del lugar, resguardando la historia de la localidad. Allí se encuentra el retrato de la tataranieta de Artigas Pascuala Diver Esther Acosta Bello, quien nació allí en el 1933. Se comenzó su genealogía en 1992 y 2 años después se completó con documentos. Cuenta además con una biblioteca y gran variedad de objetos, desde cerámica indígena, restos óseos fosilizados, radios, vitrolas, fotos, documentos, frascos y medicamentos de las boticas del 1900, estribos e infinidad de piezas que deleitan a todo público.
Continuamos hasta llegar a un monumento de hormigón de 5 metros de alto y 12 toneladas de peso sobre una base de tres metros de alto realizado por el escultor Floridense José Moreira que representa un Artigas Gaucho, sentado tomando mate, junto a su hijo Juan Manuel y su perro cimarrón, cuya propiedad es de Juan Estévez.
De allí retrocedimos una cuadra y fuimos a almorzar al restaurante "La Familia"
frente a la emblemática casa de las Máscaras, propiedad de María del Huerto Sosa, para todos conocida como Marita, quien exhibía orgullosa en su vitrina el certificado de asistencia a la Jornada de Capacitación que realizó el CIPETUR el día anterior.
Allí almorzamos los más ricos ravioles caseros que se puede imaginar con estofado y un sabrosísimo flan casero con dulce de leche.
Es el sitio ideal para disfrutar de exquisitos platos de comida casera, así como disfrutar de lo mejor de la parrilla criolla, en un ambiente cálido y familiar, a poquitos pasos de algunos de los atractivos más pintorescos de Villa Santo Domingo de Soriano.
A nuestro pesar partimos hacia la terminal de Mercedes con destino a Montevideo, guardando en nuestra memoria y en nuestro corazón los más hermosos recuerdos de nuestro viaje a este Soriano inolvidable.


Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails