¿cuáles son los bancos más poderosos del mundo?

Cómo funcionan los 28 bancos que dominan la economía global


Canary WharfImage copyrightGetty
Image captionLas grandes entidades siguen dominando muchas de las grandes variables de la economía.
El estallido financiero de 2008 y la gran recesión mundial cambiaron poco y nada en la escena de la economía mundial.
A casi ocho años de la crisis y en medio de un estancamiento global, el mundo sigue dominado por 28 grandes bancos internacionales (mira cuáles son al final de esta nota), denominados por algunos de sus críticos más acérrimos como "la hidra mundial".
Estas entidades manejan las grandes variables económicas globales, imponen condiciones a gobiernos democráticos y, en busca de ganancias rápidas y estratosféricas, apuestan en una ruleta cada vez más vertiginosa que puede volver a estallar en cualquier momento.
François Morin, autor del recientemente publicado "La hidra mundial, el oligopolio bancario" es profesor emérito de ciencias económicas en la Universidad de Toulouse y ex miembro del consejo general del Banco de Francia.
"Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta. La crisis de 2007-2008 prueba este poder", dice.
"Los grandes bancos detentaban los productos tóxicos responsables de la crisis pero, en vez de reestructurar los bancos, los Estados terminaron asumiendo sus obligaciones y la deuda privada se transformó en deuda pública", señala Morin.
Los Estados son a la vez rehenes de la hidra bancaria y están disciplinados por ésta"
François Morin, autor de "La hidra mundial, el oligopolio bancario"
El investigador francés pone el foco sobre cinco mecanismos que permiten esta hegemonía financiera, económica y política:

1. Activos (bienes, dinero, clientes, préstamos, etc)

Los 28 bancos detentan recursos superiores a los de la deuda pública de 200 Estados del planeta.
Mientras que estas entidades tienen activos por US$50.341 billones, la deuda pública mundial asciende a US$48.957 billones.
Otra manera de dimensionarlo: hay cientos de miles de bancos en todo el mundo, pero estas 28 entidades concentran el 90% de los activos financieros.
En este escenario de hiperconcentración, la caída de uno o varios de estos bancos tiene un potencial devastador no solo sobre el sector financiero sino sobre la economía en general.
Lehman brothersImage copyrightGetty
Image captionLa caída de Lehman Brothers, en 2008, marcó el inicio de la crisis económica mundial.
Es la base del argumento en el centro de los debates post 2008: el riesgo de entidades "too big to fail" (tan grandes, que no se puede permitir que vayan a la bancarrota)
Según Oscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación", que estudia este nuevo sistema financiero mundial, con este nivel de concentración del poder financiero hay "todas las posibilidades" de repetición de una crisis como la del 2007-2008.
"Estos mercados crecieron con la liberalización financiera de los últimos 30 años, que les permitió salir de su lugar de intermediario financiero con la producción y el consumo, es decir, de correa de transmisión para proyectos productivos y compras", señaló a BBC Mundo.
Image copyrightAFP
Image captionLa crisis que empezó en 2008 creó enormes problemas y conflictos sociales.
"Con su participación en los mercados especulativos, desde divisas y tasas de interés hasta commodities y derivados, con un crecimiento explosivo de su crédito para financiar esta expansión, se llegó a 2008", añadió.
"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas".

2. Creación de Moneda

El sistema clásico de emisión monetaria es el de una Casa de la Moneda que imprime los billetes que necesita un Banco Central situado en el centro de la escena financiera.
"La situación no ha cambiado y hoy estamos viendo que muchos de estos bancos están en serios problemas "
Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"
Pero hoy el 90% de la moneda es creada por estos 28 bancos: solo el 10% es responsabilidad de los bancos centrales.
El paso del dinero físico al dinero crediticio está cambiando esta ecuación.
Image copyrightGetty
Image captionLa situación ha cambiado poco desde el año 2008.
"Estamos cerrando el círculo. En un principio, había bancos que hacían operaciones de comercio exterior e interno. Era dinero-crédito. Pero no había control y centralización de esta función", explicó Ugarteche.
"Esto solo empieza a suceder con la creación de un Banco Central responsable de la emisión monetaria. El primero es el de Inglaterra en el siglo XVII. Pero con la desregulación bancaria de los 90 estamos volviendo al principio. Los bancos emiten crédito y no hay mucho control al respecto ", señaló.
Si antes la expansión de dinero guardaba cierta proporción con el nivel de reserva monetaria de un país, hoy en día ese límite ha perdido relevancia.
En este marco de total flexibilización crediticia, la Consultora Global Mc Kinsey estima que la deuda total -es decir la suma de deuda pública, privada e individual - creció en más de US$57 billones en los últimos siete años y hoy roza los US$200 billones, unas tres veces el PIB mundial.

3. Manejo del mercado cambiario

El mercado cambiario es uno de los más grandes del mundo: US$6.000 millones diarios.
Cinco de los 28 bancos controlan el 51% de ese mercado.
"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país", afirmó Ugarteche.
"El tipo de cambio se maneja en Estados Unidos y el Reino Unido, es decir, no sólo depende de las variables económicas de un país"
Óscar Ugarteche, economista y autor de "La gran mutación"
"Basta con que estos operadores, vinculados a los bancos de estas naciones, decidan que el valor de una moneda no se sostiene para que la ataquen especulativamente por medio del mercado de futuros", señaló el experto.
"Con compras o ventas masivas arrastran al resto de los actores provocando una modificación del tipo de cambio que no tiene nada que ver con la salud económica de un país ".
El caso de Brasil ilustra este fenómeno.
En septiembre de 2014 Brasil tenía un altísimo nivel de reservas -el más alto a nivel regional- que resultó insuficiente para contener el ataque sobre la moneda.
BrazilImage copyrightGetty
Image captionLas reservas acumuladas no le valieron a Brasil para esquivar la crisis.
El gobierno adoptó una serie de medidas como el aumento de las tasas de interés para estimular el ingreso de divisas y evitar la fuga de capitales, pero estas medidas ahogaron el crédito que necesitaba el aparato productivo y condujeron a la profunda recesión actual.
"Fue una crisis inducida. Y no es un caso aislado. En México el valor de la moneda pasó de 14 a 20 sin que mediara un déficit fiscal importante, una crisis de balanza de pagos o inflacionaria, una caída de las reservas o la actividad económica", dijo Ugarteche.

4. Manejo de las tasas de interés

Con su potencial financiero, estas 28 entidades tienen una gravitación fundamental sobre las tasas de interés.
Dado el estratosférico nivel de circulación diario de activos financieros y deuda, cualquier variación de la tasa de interés mueve automáticamente enormes cantidades de dinero.
La investigación que iniciaron en 2012 Estados Unidos, Gran Bretaña y la Comisión Europea mostró cómo este nivel de concentración de los bancos termina en manipulación del mercado.
Según la investigación, 11 de los 28 (Bank of America, BNP-Paribas, Barclays, Citigroup, Crédit Suisse, Deutsche Bank, Goldman Sachs, HSBC, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland, UBS) se comportaron como "entidades o bandas organizadas" para manipular las tasas de interés Libor.
El Libor se acuerda diariamente en el mercado de Londres, determina la tasa a la que prestan los bancos y tiene un impacto directo en el mercado de derivados y en lo que pagan consumidores y productores por sus préstamos.
Banks threeImage copyrightGetty
Image caption11 grades bancos manipularon las tasas de interés Líbor.
"Las cosas no han cambiado. Un escándalo similar ha ocurrido recientemente con Goldman Sachs, Morgan Stanley y JP Morgan en el mercado de commodities", indicó Ugarteche.

5. Los derivados

La mitad de los 28 bancos producen derivados por US$710.000 millones, es decir, el equivalente a diez veces el Producto Bruto Interno mundial.
En su libro "La gran mutación", Ugarteche ilustra el funcionamiento del mercado de los derivados con el caso de un modesto activo financiero: una vaca.
Bank GreeceImage copyrightGetty
Image captionEn 2008 desaparecieron miles de millones de dólares debido a mecanismos económicos ficticios.
¿Qué se puede hacer si queremos convertir a la vaca en dinero?
En otras épocas se vendía para recibir a cambio una determinada cantidad de efectivo.
Pero hoy se puede vender su valor a futuro.
Como no es una transacción presente sino futura, el valor se multiplica muchas veces. Por ejemplo:
  • se vende el probable ingreso futuro por la leche de la vaca
  • se vende los terneros que parirá la vaca
  • se vende la eventual leche de estos probables terneros, o el queso y la manteca que produzcan.
"A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras. Es un mundo de probabilidades. El ternero es un futuro posible, nada más que eso. Lo mismo el rendimiento de una vaca. ¿Qué pasa si la vaca se enferma?", dijo Ugarteche.
A partir de una vaca real, se crea una economía ficticia construida mediante el uso de distintas operaciones financieras"
Óscar Ugarteche, economista de la UNAM de México y autor de "La gran mutación"
En este caso, las operaciones efectuadas se van por un agujero negro.
Así, en 2008 desaparecieron, más de US$200.000 millones, algo que arrastró en su caída a las aseguradoras que supuestamente garantizaban todo este flujo de valor financiero.
Nada ha cambiado.
Los 28 bancos más grandes
J. P. Morgan Chase
Bank of America
Citigroup
HSBC
Deutsches Bank
Groupe Crédit Agricole
BNP Paribas
Barclays PLC
Mitsubishi Ufjfg
Bank of China
Royal Bank of Scotland
Morgan Stanley
Goldman Sachs
Mizuho FG
Santander
Société Générale
ING Bank
BPCE
Wells Fargo
Sumitomo Mitsui FG
UBS
Unicrédit Group
Crédit Suisse
Nordea
BBVA
Standart Chartered
Bank of New York Mekon
State Street
El balance total de estos bancos es de US$50.341 millones.

se pierde empleo en el futuro de mano de la digitalización

La industria renovará tres millones de empleos hasta el 2025

La pérdida de puestos de trabajo por la progresiva digitalización en todos los ámbitos sigue suscitando estudios controvertidos


La industria renovará tres millones de empleos hasta el 2025
JOSEP GARCIA
Fábrica de Montesa en Santa Perpétua donde se combina empleo y robotización. 
DOMINGO, 27 DE MARZO DEL 2016 - 19:25 CET
El sector industrial relevará a tres millones de empleados en él próximo decenio, según un estudio de Randstad, multinacional de origen holandés especializada en recursos humanos, sobre el mercado laboral español. Este análisis, titulado Industria: situación actual y retos de cualificación, prevé que en España se van a crear 3.500.000 empleos en el sector industrial hasta el 2025, aunque deja claro que la mayoría serán simples sustituciones de quienes abandonan por edad u otras circunstancias el mercado laboral. Cabe precisar que el objetivo de este análisis no es tanto el de estadísticas de ocupación como de las variantes que se darán en el sector industrial a partir del grado de formación que tienen los actuales empleados en el sector industrial y el que será exigible para quienes les sustituyan en un futuro.
sectores empleo automatización
El otro medio millón de empleos que, según Randstad, se pueden añadir a los actuales, de los que se prevé que haya sucesión natural, provienen de la previsible incorporación de las nuevas tecnologíasal proceso industrial y la demanda de nuevos profesionales que generará el propio sector y que quedarán asimilados en el mismo epígrafe de industria que contemplan los métodos tradicionales de cálculo de ocupación por actividades. Según el informe de la multinacional de recursos humanos, para mantener esta constancia de empleo será determinante que se considere también el grado deformación de los futuros contratados. En este aspecto, Randstad es coincidente con la advertencia que se está haciendo desde todo tipo de foros de prospección económica a medio plazo sobre el alto riesgo de reducción de empleo que introduce la llamada cuarta revolución industrial. Uno de los más recientes es el que recoge el informe mensual del área de estudios de CaixaBank que dirige Jordi Gual.

Davos abrió el debate

La digitalización amenaza siete millones de empleos los próximo cinco años. Así consiguió atraer la atención, este año, el Foro Económico Mundial que oficia su presencia pública la última semana de enero en Davos (Suiza)  pero que está activa a lo largo del año con un presupuesto de 200 millones de dólares, que permite captar a los académicos más brillantes, sin discriminación ideológica, siguiendo los postulados del creador del Foro,Klaus Schwab. De esta cifra millonaria y amenazante, enseguida se buscó el reparto según las distintas actividades. Quedaba claro que las tareas rutinarias o de escaso valor añadido estaban más que sentenciadas en pocos años, lo que incluye a funcionarios, recepcionistas de hotel, dependientes del comercio y analistas financieros (porque “los cálculos ya los hará internet”). En el lado opuesto, tenían garantizado su futuro los oficios más manuales o creativos, sean masajistas, peluqueros o dentistas; pero también coreógrafos, enfermeras y clérigos. En esa clasificación, se daba por descontada la pérdida de dos millones de empleos mundiales en industria y construcción.

NIVEL DE FORMACIÓN

La advertencia de Randstad sobre la capacidad de los fabricantes españoles para seguir creando puestos de trabajo, o más bien manteniendo los actuales el próximo decenio, es la singular distribución del empleo en el sector en función del nivel de formación. Hoy en día, un 42% de los ocupados tienentitulación superior, y otro 32% han completado los estudios primarios y secundarios. Estaría bien si se comparara, en el segmento más bajo, con otros sectores como los vinculados al turismo, pero es preocupantesi se compara con lo que sucede en los otros países más industrializados de Europa, en los que las proporciones son significativamente distintas. Tiene, en parte, una explicación de sobra conocida: la industria española, pese a ser competitiva y exportadora, está asentada en sectores maduros de producción (automoción, química…) mientras que la del resto de la Europa comparable con la española hace años que tiene incorporada lainnovación como actividad asociada, cuyo empleo es muy superior al medio millón que prevé Randstad para España.
La explicación de esta anomalía hay que buscarla en la franja central de la comparación, los estudios de grado medio, que comunmente se llama formación profesional. Mientras en España se registra una brecha entre universitarios y los que se quedan en la ESO. Entre las titulaciones presentes en la industria (entre ambas, suman más del 75%) la media europea está muy distanciada, precisamente por la zona central: los titulados para ejercer un oficio industrial en la UE son el 48,4%, y en España, el 23,5%. Esta diferencia solo tiende a ampliarse los próximos años, según Randstad. De ahí viene la advertencia de la brecha insalvable del grado de conocimientos y el riesgo derivado de la destrucción de puestos de trabajo.

CUARTA REVOLUCIÓN

En esta misma línea, el último Informe de CaixaBank recoge varios estudios que abundan en la advertencia del riesgo de pérdida de cientos de miles de puestos de trabajo si no se asumen las exigencias de la ya llamada cuarta revolución industrial (expresión que se consagró el pasado enero en la cumbre de Davos). En uno de los artículos, Adrià Morron advierte de que “no hay que confundir tareas con puestos de trabajo: un puesto de trabajo o una profesión comprende múltiples tareas, como la interacción social o el ejercicio físico”. En otro texto, Maria Gutiérrez-Domènech abunda en la principal carencia de los futuros aspirantes a un empleo: España solo está en la media de los países de la OCDE en la que se percibe como necesario el aprendizaje de las nuevas tecnologías.

No hay destrucción creativa de empleos

Ha vuelto a ser el Club de Roma, desde su sede en Barcelona, el que organice una sesión alternativa al entusiasmo por la nueva era digital y su capacidad para mejorar el bienestar de toda la sociedad, aunque sin ser tan catastrofista por la pérdida millonaria de empleos. La semana pasada hubo sesión académica en la Casa Macaya (la vivienda que Puig i Cadafalch edificó para el industrial Adrià Macaya en el paseo de Sant Joan de Barcelona, y ha recuperado la obra social de La Caixa) con dos catedráticos dispuestos a poner límites a las loas sin rigor académico.Gregorio Martín Quetglas, catedrático emérito de Valencia experto en computación y robótica, amplió el contenido de su libro esencialDesempleo y bienestar en la era digital. Niega que estemos ante un fenómeno similar a la tercera revolución industrial, porque la nueva era del conocimiento va a ser incapaz de crear tantos empleos, aunque sea a la larga, como los que destruye. La teoría de Schumpeter de la destrucción creativa queda en suspense. La tesis de Martín, que no abandona en ningún momento una visión humanista de las relaciones sociales, son las de exigir un gran cambio político en Europa, lo que sigue sin vislumbrarse.
Por su parte, el catedrático Guillem López-Casasnovas (UPF), experto en políticas públicas contra la desigualdad real, advirtió contra quienes presentan la nueva era digital como un modelo de mayor productividad y generación de crecimiento. “Todo depende de cómo se midan”, advirtió. Rompiendo la doctrina dominante de los gestores públicos, Casasnovas propuso que si el equilibrio social depende de la aportación digital, es asumible plantear nuevos impuestos a las empresas tecnológicas (y que se escaquean en artificios contables sofisticados) cuyos beneficios desorbitados deben revertir en el bienestar de la sociedad en general
.
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails