los costos de la comida en un avión son hoy discutibles para la oferta de marketing

¿Cuánto les cuesta a las aerolíneas la comida que sirven en los aviones?


Cuando en 1987 el CEO de American Airlines, Bob Crandall, decidió dejar de servir una aceituna en el menú de primera clase, la compañía comenzó a ahorrarse US$40.000 al año.
La historia ha sido contada tantas veces que ha alcanzado el estatus de mito. Algunos dicen que la cifra fue mucho mayor; otros, que el ahorro provino de una reducción en el costo del combustible por la eliminación del peso de las aceitunas en los vuelos.
Incluso hay quien discute si la aceituna fue sacada de la ensalada o de los martinis.
En todo caso, los cambios que ha experimentado la aviación civil desde la época en que viajar era una experiencia glamorosa a aquella en que las aerolíneas de bajo costo la transformaron en un simple traslado podrían contarse desde la mesita plegable frente a tu asiento.
Si en los años 50 aerolíneas como PanAm prometían en su publicidad "comida deliciosa que sumará al disfrute… preparada en cuatro cocinas que operan simultáneamente", el comienzo del siglo XXI vio a compañías como British Airways o American Airlines reducir su oferta a refrigerios por los que hay que pagar aparte.
Esto se explica por el impacto que tuvo en el negocio, entre otros factores, el incremento del precio del combustible.
Entre 2008 y 2011 no menos de ocho aerolíneas internacionales se declararon en quiebra.
Muchas empresas de transporte aéreo echaron mano de dos recursos clásicos: recortar todo lo dispensable y cobrar por todo lo indispensable.
Ahora, con la disminución de costos por la caída del petróleo, la tendencia parece estar comenzando a revertirse.
En febrero pasado, United Airlines y American Airlines volvieron a ofrecer refrigerios "gratuitos" –incluidos en el precio del boleto-, en ciertos vuelos.
American anunció también que restablecería el servicio de comidas completas en determinadas rutas de distancia media.
"(Antes) se trataba de sobrevivir. Lo que ha cambiado es que las aerolíneas lograron arreglar su negocio y ponerse en capacidad de reinvertir en nuestros clientes", dijo entonces Fernad Fernández, vicepresidente de mercadeo global de American.

Cuánto cuestan

No es un tema sobre el cual las compañías estén dispuestas a hablar fácilmente.
"No se nos permite discutir eso", le dijo a BBC Mundo una portavoz de SkyChefs, una de los principales proveedores mundiales.
"De hecho no comunicamos el costo de nuestras comidas o bebidas a bordo", escribió vía email Boris Ogursky, portavoz de Lufthansa, una de las únicas dos aerolíneas (de un total de 8) que respondieron a una petición de entrevista por parte de BBC Mundo.
La otra que sí lo hizo fue Avianca, la aerolínea bandera colombiana y una de las más grandes de América Latina.
"Para Avianca (el costo por pasajero de servir una comida en clase económica) está entre US$1 y US$13 dependiendo de la longitud del vuelo", escribió Claudia Arenas, directora internacional de comunicaciones y asuntos corporativos.
Entretanto, los costos para clase ejecutiva o primera clase "están entre US$5 y US$30".
Estos números son consistentes con los datos facilitados a BBC Mundo por el Bureau of Transportation Statistics del Departamento de Transporte de EE.UU. (DOT, por sus siglas en inglés).
Según estos, el gasto promedio en 2014 de 10 compañías estudiadas en todas las clases y las distancias fue de US$3,61 por persona.
La que más invirtió fue American (US$6,43) y la que menos fue la aerolínea de bajo costo Spirit, con US$0,26.

Altas y bajas

De acuerdo con los datos del DOT, desde 2001 ha habido una caída del 25% en el dinero destinado a este aspecto del servicio.
Estas estadísticas no toman cuenta otros costos asociados con servir comida en los aviones, y que incluyen transportar, almacenar, servir y disponer de los desperdicios.
Sin embargo, tales costos no se pueden evitar cobrando aparte. Aunque no los venda, los aviones tienen que tener los productos a disposición a bordo.
Lo que quizás explique por qué los precios sean tan elevados: una investigación de 2013 de un sitio de comparación de precios en Reino Unido encontró que, en promedio, comprar comida y bebida en un avión era al menos 241% más caro que en el supermercado.
Así las cosas, ahorrarse poco más de US$3 por pasajero (y, en teoría, en el precio del boleto) no suena como realmente mucho.
¿Tiene sentido, financieramente, excluir la comida del precio del ticket?

También la competencia

"Lo tiene, y lo hace si reduce el precio que es punto de entrada y expande la demanda", le dice a BBC Mundo Bob Mann, consultor de servicios para la industria aérea de Washington, EE.UU.
"Habiendo dicho esto, factores competitivos frecuentemente dictan que las aerolíneas, principalmente en mercados internacionales, ofrezcan comidas y bebidas alcohólicas como un servicio gratuito".
¿Es posible que no servir comidas haya tenido un impacto más bien negativo, al percibirse como una disminución en la calidad del servicio?
"No", asegura Mann. "Es irónico, pero las comidas que eran universalmente despreciadas cuando se ofrecían gratis ahora tiene un valor para los clientes, y le dejan una ganancia a las aerolíneas".
"El único caso en que ha tenido un impacto en la venta de boletos fue cuando varias aerolíneas comenzaron a cobrar por el agua a bordo. La reacción inmediata y negativa, y la iniciativa fue abandonada".
"Yo pensaría que no hay una razón por la que las aerolíneas 'deberían' ofrecer comidas como parte del boleto; es un avión, no un restaurante", le dice a BBC Mundo Marco, del sitio ArlineMeals.net, que se dedica a documentar lo que se sirve en los aviones a través de fotografías de las comidas, menús y otros.
"Creo que obtienes aquello por lo que estás dispuesto a pagar. Algunas aerolíneas venden tickets en una tarifa 'regular', y la comida está incluida (…) Otras venden boletos baratos, para gente que quiere un vuelo barato. Si quieres comer, pagas aparte, y creo que eso está bien", añade.
Con todo, Marco piensa que las cosas están cambiando para bien.
"Ahora que la economía está creciendo otra vez, hay más opciones, nuevos conceptos con ingredientes frescos, mejores técnicas e infraestructura".
"El futuro pinta bien", opina.

economía colaborativa, buena ponencia sobre el tema de Jordi Busquets




En esos mismos años, en los cuales las nuevas tecnologías ingresaron en todas las actividades económicas, la industria de la hospitalidad no podía ser la excepción; vimos primero las centrales de reservas, luego los sistemas y mega sistemas de las líneas aéreas, para mencionar solo una parte de este proceso que, estímulo a que los “colegas en el mundo cedieran gradualmente el manejo de sus respectivas ofertas y que con aparición de INTERNET llegara la disrupción de la cadena de valor” de la actividad.

Asistimos a la muy interesante y aclaratoria 1ª Reunión Iberoamericana sobre economía colaborativa en el alojamiento turístico, co organizada por el Ministerio de Turismo, la Organización Mundial del Turismo, la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay y la Federación Hotelera Gastronómica de Argentina.


Durante los últimos años la hotelería ha experimentado a nivel global una evolución fenomenal, tanto en sus formatos, como en sus conceptos de management y gestión operativa, así como, en cuanto a privilegiar el desarrollo individual o corporativo, a la incorporación del diseño, el color y los sentidos como parte de la propuesta a los clientes y al uso intensivo de las nuevas tecnologías, entre otros aspectos importantes.

La expansión de Google y la llegada de agencias de viajes on line y sitios como Kayak, Price line, Booking, Despegar, Expedia, Travel Locity, Hotels.com, HotelsWorld.com, ctrip.com, decolar.com, travel.ur, rakuten.travel, makemytrip.com, entre otros y algunos de opinión, como Trip Advisor, han sido en un primer instante vías más que, interesantes para que, los colegas en todo el mundo en función de incrementar sus oportunidades de negocios potenciaran la tendencia de ceder el control de sus respectivas capacidades de oferta. Esta situación fue evolucionando en sentido opuesto a los intereses de la hotelería que, se vieron agravadas por la incorporación de situaciones abusivas y de distorsión de las reglas comerciales más elementales, siendo casi solo los países integrantes de la Comunidad Europea, quienes a la fecha han logrado cuando menos un dossier de buenas prácticas que, compromete a las partes a un sistema de transparencia comercial.

A su vez, en el mismo periodo, INTERNET, las redes sociales (Facebook, You tube, Instagram, Twitter) y la proliferación de plataformas (P2P) vinieron a potenciar al máximo nivel posible el uso de modalidades de oferta de alojamiento que, en muchos casos baso el giro de sus negocios en figuras jurídicas creadas para otros fines y en la existencia en gran parte de los países de modalidades de alojamiento que, en parte ya existían pero que, de no mediar el impacto de las nuevas tecnologías no estarían causando el perjuicio que, están ocasionando a los destinos, afectando al consumidor y erosionando a la hotelería formal y legalmente establecida.

En cualquier caso, esta multiplicidad de actores posibilito que, se incorporasen a la distribución global todo formato de alojamiento que, llego a incluir a las propias viviendas de los residentes permanentes y / o sus piezas, quienes de las manos de plataformas muy amigables y especificas fueron motivados para colocar sus ofertas aprovechando una vez más las omisiones de las legislaciones respectivas, en gran parte de nuestros países.

Resulta pertinente ir sentando posición, la hotelería mundial a través de entidades con historia, prestigio y representatividad como HOTREC e IHRA, no pretenden impedir la comercialización u alquiler de viviendas para uso turístico o cualquier otro formato, la idea fuerza es que, están bienvenidos e ingresar a competir en el mercado, pero sujetos a las mismas reglas de juego con las que compiten y están obligados los alojamientos turísticos legalmente registrados, habilitados y categorizados por los organismos pertinentes en los países.

Como expresa Toffler “los prosumidores” dominan en la actualidad el mundo; su concepción de la economía, la cultura y las artes como productores y consumidores de manera gratuita o casi gratuita, merced al costo marginal cero y sus hábitos de compartir, están cada vez más colonizando “la vida, hábitos y pautas de consumo de gran parte del mundo”. Para algunos es como si hubiese surgido un nuevo sistema procomún – colaborativo que de manera silenciosa avanza sobre el capitalismo. Para Jeremy Rifkin es el éxito de la híper conectividad e interactividad, por cuanto, plantea una manera de organizar la vida apoyada en el mundo digital que, podría ayudar a reducir las diferencias en ingresos, de democratizar la economía mundial y de concebir una sociedad más sostenible basada en la comunicación. Ahora bien, tanto Toffler como Rifkin está muy lejos de promover una nueva sociedad donde unos actores económicos estuviesen sujetos a derechos y obligaciones y otros se encontrasen liberados de ello.

Cabe señalar que, ya no hace falta ser experto para apreciar la forma en que la gente comparte e intercambia conocimiento, cultura, ocio y entretenimiento propio y ajeno; la colaboración económica como herramienta para crear, comunicar, distribuir, consumir nuevos productos, bienes, servicios, experiencias, “es un hecho”. Las generaciones mayores lo llaman fraude y los jóvenes compartir. Una legislación con omisiones que, impide o hace poco eficiente y justo el control, está potenciando malas prácticas y actitudes monopólicas. Recordemos aquí a su Santidad Francisco I en su Encíclica “Laudatio SI”: 

“la tecnología será realmente sustentable en la medida que su contribución este más orientada a la utilidad, al bienestar que, a la gestación de más poder concentrado”; o cuando expresa: “la tecnología que, ligada a las finanzas, pretende ser la única solución de los problemas, de hecho suele ser incapaz de ver el misterio de las múltiples relaciones que existen entre las cosas, y por eso a veces resuelve un problema creando otros”.

Tampoco deben confundirse a “ la llamada economía colaborativa con la denominada economía solidaria”; en el caso de la oferta de alojamiento el “couchusrfing” es una plataforma de una oferta sin fines de lucro para alojarse y dormir en el sofá de una vivienda privada que, podría caracterizarse lejos de ser competencia del alojamiento formal y legalmente establecido, aunque a la fecha continua sin estar ajustada a derecho, por cuanto, aun cuando sea sin fines de lucro, hay obligaciones y responsabilidades que, los Estados debieran velar por ello. A su vez, economía colaborativa es aquella que, a través del “compartir, intercambiar” bienes o servicios permite a dos (o más partes) beneficiarse sin costo económico para los mismos.

Estas iniciativas ya están en la cresta de la ola de las tendencias actuales, a veces sorprenden a muchos y suelen esconder bajo la mesa la posibilidad de expandir flujos de dinero de dudosa justificación. En modo alguno veremos aquí los ejemplos de personas mayores procurando realizar una diferencia económica, en cualquier caso, si veremos a grupos corporativos que, en función de los vacíos locales y globales de la legislación, de la ausencia de un abordaje sistémico que omita al colectivo de las nuevas tecnologías pueden ir por todo.

Estudios realizados en Europa señalaban a diciembre 2014 que, más del 90% del alojamiento turístico residencial ya era intermediado por plataformas P2P a cambio de una contraprestación económica y a su vez que, casi el 50% de las propiedades ofertadas en las plataformas era gestionado por empresas o propietarios con más de un departamento ofertado.

Rachel Botsan en su libro “What ‘s mine is yours” defiende que, el futuro de la sociedad no está en la propiedad de las cosas sino en el acceso a las mismas y expresa que, frente al modelo económico y social que, alienta la acumulación de posesiones, ha surgido un nuevo modelo que invita a compartirlas; la paradoja entre otras, es que este modelo se fundamenta en la confianza entre desconocidos que, comparten bienes y servicios, así como, en la credibilidad de ambas partes, por cuanto, quien la pierde, queda excluido del sistema. Señores – señoras repasemos la historia de la humanidad, esto ha existido siempre y esto no es el eje del problema,la situación que, ha generado inequidades, es el fenómeno paralelo que “beneficiándose de la simpatía impulsada por la cultura P2P, han creado plataformas o “market places” que, en muchos casos además de divulgar y comercializar oferta de alojamiento informal percibe comisiones sin estar sujetos a derecho en muchos mercados.



Señoras, señores, una de las fortalezas más gravitantes de la hotelería en el mundo viene dada por su capacidad para generar y sostener empleo en un mundo donde cada vez más son menos las actividades que se destacan en ello; para que esta situación sea sustentable en el tiempo, la hotelería entre otros aspectos deberá seguir cumpliendo normas y obligaciones que en el presente no le son exigidas a la oferta informal; parece poco razonable y carece de toda ecuanimidad que, continúen conviviendo una oferta fuertemente regulada con otra absolutamente liberalizada , algo debemos hacer y el momento es hoy.



Estimados todos, esta fascinación instalada por este nuevo modelo de consumo i paradigma tecnológico de nuestro siglo, no puede ni debe retrotraernos a un mercado salvaje y desprotegido y ausente de toda regulación y de intervención de los poderes públicos, más propio del siglo XIX que del propio siglo XXI, un siglo llamado a caracterizar una mayor evolución de la humanidad en todos sus ámbitos; esto nos regalaba tres meses atrás Marian Muro Directora General de Turisme de Barcelona, España.

Señoras, Señores, “Nunca hay viento favorable para el que no sabe hacia dónde va”, escribió con razón Seneca, estoy convencido que, el liderazgo de las importantes personalidades que, asisten a esta Reunión de la OMT, tienen la capacidad y la voluntad de comprender que, debemos iniciar ya el camino de los acuerdos mínimos regionales y globales que, respetando las soluciones locales permitan aportar transparencia, justicia y ecuanimidad a los temas en este encuentro.

MUCHAS GRACIAS.



Jordi Busquets, Presidente de la IHRA, abril 2016, I Reunión de la OMT sobre Economía Colaborativa en el Alojamiento Turístico.

viaje a la india con un guía en viajes de espiritualidad no comercial

Marketing empresas ciudades apoya y participa activamente en la difusión de viajes de interés a lugares de gran atención por diferentes motivos.
Hoy estamos preparando la salida a la India en el mes de Abril 2016  junto a un experto en el destino y sus lugares de meditación.
 VIAJE a INDIA.
Marcará un antes y un después.
Un viaje de cien mil kilómetros comienza con un solo primer paso.

La India, aun en el Siglo XXI sigue siendo un misterio y un continente de contrastes.
Su manera de ver el mundo, sus costumbres y su espiritualidad, conforman un estilo de vida totalmente diferente al del resto del mundo.

Nada puede compararse a lo que significa haber viajado por la India.

Nuestro objetivo es prepararlo para una experiencia totalmente diferente.
Es por esto que a este viaje lo catalogamos como un viaje espiritual. 
Esto no quiere decir que no visitemos ciudades, monumentos y lugares turísticamente exóticos que encantarán a la vista y el paladar, pero fundamentalmente vamos a contactar con el arte milenario del trabajo interior. La meditación, la música y la absorción de las energías espirituales marcarán un antes y un después y volveremos con los conocimientos que nos abrirán una nueva dimensión e incorporarán un mayor conocimiento en nuestro arte de vivir.
Este viaje es especial por los siguientes motivos:

Seguridad.
Estarán acompañados por un guía permanente de origen Italo-argentino que vivió 10 años en Europa y que, además de hablar cinco idiomas, está realizando su onceavo, (11) viaje. Conoce   las costumbres y hábitos alimentarios y como cuidar su salud. Además de introducirlo en la espiritualidad oriental, lo entrenará en el conocimiento de su idiosincrasia y sus formas de comerciar.

Preparación del viaje:
Para la preparación del grupo se harán dos reuniones previas. En la primera reunión, los posibles viajeros conocerán las condiciones, los itinerarios, costes y requerimientos necesarios para un viaje de esta naturaleza. En el segundo encuentro, se explicarán los fundamentos operativos, filosóficos y espirituales del por qué se han elegido dichos itinerarios. En esta reunión los posibles viajeros podrán aportar nuevos lugares de visita.
Nuestro objetivo como guías es que el viajero conozca el significado profundo de lo que ve y de lo que experimenta, para que así, además de disfrutar del viaje, le sirva para expandir su mente y su corazón.  
.
Ventajas:  
Otro de los objetivos de este primer viaje es que usted, quede capacitado para que, si lo desea, pueda realizar viajes sucesivos sin depender de ningún guía. Esto significa que el viaje mismo será un entrenamiento de autosuficiencia que lo capacitará para que en el futuro pueda viajar por su cuenta.






Antecedentes y características del guía:

Conocimiento del terreno:
Conozco en parte la India por haber hecho ONCE viajes.
Idiomas:
Castellano.
Italiano.
Inglés.
Ruso.
Polaco.
Área de la salud y Primeros Auxilios:
Soy Técnico radiólogo. Trabajé 15 años en el hospital de área de El Bolsón y 2 años en una clínica privada en Bariloche, ambos en la Patagonia.
Soy socorrista de la Cruz Roja Internacional, matricula: CR-C 104121.
Conocimientos culturales:
A través de la práctica conozco las precauciones que hay que tener con respecto a la comida y la bebida y los efectos que estas puedan producir.
Conozco la mentalidad del hindú de la calle y sus estilos comerciales.
A través de la práctica puedo compartir experiencias de meditación.
Desde la teoría he incursionado en la filosofía oriental desde el dualismo hasta el monismo calificado, (Advahita), y estudiado las corrientes del Yoga y el Budismo y el Budismo Zen.

Solicitud de información e inscripción al grupo:
Giorgio Carelli di Brandizzo.
Móvil y w.app:                      +34 602 023 486
e-mail:                                   jorgeandresbrandizzo@gmail.com
Skype:                                   giorgioandreacarellidibrandizzo
Facebook, (página):                       PROYECTO METANOIA

diferenciación de vinos en caso comparado vino español con vino ingles

La política de vinos del LIDL en España no es la misma que la realiza en UK

IMG_20160323_142050-1

Política de vinos en UK

Fue allá por el 2012 cuando la cadena de supermercados LIDL consideró que apostar en el mercado del vino en el UK podría ser un acierto. Para ello se contrataron a 3 Master of Wine y se invirtió 1 millón de libras para dar inicio a lo que denominaron como ‘promociones de bodegas’, es decir, buscar vinos de muy buena calidad o excelencia, llegar a acuerdos con las bodegas directamente y colocarlos en sus estanterías. Para este plan se comenzó con la inclusión de 8 vinos franceses de primerísima calidad que se pusieron en sus lineales en septiembre del 2012.
La cosa no quedó ahí. En 2014, tras ver el éxito de este impulso inicial, se incluyeron en sus lineales otros 48 vinos franceses de lujo, llegando luego el 2015 donde se ofrecían 250 referencias de vinos, todos ellos excelentes y contrastados, de diferentes partes del mundo.
Desde el 2012, las ventas de vinos de la cadena en UK han subido un 300%. En el último año, el 2015, las ventas subieron un 38%. En el último mes han añadido a sus lineales vinos ingleses de Denbies, vinos húngaros como Egri Bikavér de Juhasz, un Kékfrankos de Szekszárdi, Mészáros PAL, el vino base Villányi de Polgár THERAPIA, un Sir Irsai de Etyek-Buda, un Pinot Gris a partir de Neszmély, Hilltop 2013, un furmint Tokaji y Tokaji Kesoi Arany Gran selección 2013 y una selección de vinos del Nuevo mundo, incluyendo tres de Australia, cuatro de Sudáfrica y uno de Nueva Zelanda. Todos ellos de nombre conocido y de contrastado prestigio y calidad.

Política de vinos en España

Dado que el consumo español cada vez es menor en materia de vinos y observando que el comprador de vino actualmente (mucho por la crisis) no quiere gastar demasiado en una botella de vino, ¿para que aplicar la misma política de vinos que en UK de apostar por la calidad? Aquí, de forma contraria y claramente, se ha apostado por los vinos de bajos precios.
En su inicio, el LIDL en España apostó por traer marcas de vinos extranjeras con varietales no demasiado conocidas por aquí como riesling, chenin blanc, chianti,…., pero de marcas de tercera calidad (con suerte) en sus países de origen y que aquí, viendo que eran a precios de 2 y 3 euros, se vendían bien. ¿Para qué poner un riesling de 15 euros en la estantería si no lo iba a comprar nadie?
Quien era amante de los vinos y probó esos primeros vinos, pudiendo compararlos con otros elaborados con las mismas uvas pero de gran calidad, se dio cuenta que esos vinos no valían (con perdón) ni para desinfectar la barra del mostrador.
Pero allá por el 2013 y en adelante, la idea de incrementar las referencias del LIDL en materia de vinos, llevó un doble impulso que le ha resultado exitoso hasta la fecha. Por un lado, bodegas españolas reconocidas y con nombre, comenzaron a poner vinos en sus lineales. Por otro, se contrataron los servicios de ‘especialistas’ en vinos españoles de nombre reconocido para que fueran asesores de los vinos que el supermercado colocaba en sus lineales.

Resultado de ambas políticas 

El LIDL en UK está compitiendo entre las grandes cadenas de distribución y vinotecas por colocar en el mercado vinos de calidad, fruto de convenios que alcanzan por todo el mundo. De hecho, este año va a pasar de realizar 4 a 6 promociones de vinos al año viendo el creciente interés del consumidor de vino inglés por los vinos de gran calidad.
El LIDL en España, está llenando el lineal de vinos de menos de 3-4 euros que las propias bodegas elaboran para ellos con nombres propios, al más puro estilo ‘marca blanca’, donde lo que prima es vender a bajo precio y no la calidad, todo ello avalado por ‘los especialistas’ en vinos que son capaces de dar valoraciones de excelencia a vinos que no hay por donde cogerlos, pero ayudando así a colocarlos a los ‘pardillos’ clientes que no entienden mucho de vino pero se creen lo que los expertos dicen.
Pero como todo el mundo en esta vida recibe al final su justo premio, muchas de las bodegas que al inicio en España apoyaron la política de vinos del LIDL, ahora ya no están en sus lineales ya que a finales del 2014 y durante el 2015, la cadena decidió lanzar promociones que acababan poniendo las botellas de vino a precios inferiores que los que las propias bodegas. Bodegas como Marqués de Cáceres o Protos, acabaron retirando sus vinos de los lineales del LIDL y acusando a la cadena de competencia desleal.
Las características del mercado interno del vino español, no favorecen que se aplique la política de vinos que el LIDL hace en UK. Aquí es mejor ‘pagar’ para que vinos desconocidos hasta hace un par de años obtengan premios, medallas y valoraciones excelentes pasen por buenos y así se puedan vender a menos de dos euros y los clientes se lancen a comprarlos. Y en parte no les quito la razón a esta política, porque quien compre un vino de 2 euros en el LIDL, si no es para realizar una prueba o experimento, no es un bebedor de vino que aprecie la calidad en los vinos, con lo cual todo indica que los vinos de esta gran superficie tienen un gran potencial de venta sobre la gran mayoría de los consumidores de vino en España.
Lo admitimos, es una política de marketing y ventas ideal para España. Lo que no admitimos es que se valoren a vinos, auténticas porquerías, como vinos excelentes. Una cosa es adaptarse al mercado y otra mentir al cliente aprovechándose de la opinión ‘de los expertos’ y haciendo pasar vinos mediocres por buenos ya que la mayoría de los bebedores de vino en España no es capaz de diferenciarlos.
Y hacemos un añadido a todo esto, si las propias marcas y bodegas españolas optan por políticas como estas en vez de apostar por crear imagen de calidad, ¿por qué se asustan luego de que seamos el país productor de vino que exportamos el litro de vino más barato? Solo están recogiendo lo que primero sembraron.

Pedro Guerra
Colaborador de Recetum
Se ha producido un error en este gadget.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails